Pasar al contenido principal

04 de marzo de 2015, Madrid. España |

SICE instala 47 nuevas cámaras de videovigilancia en la zona centro de Madrid

Cámaras de videovigilancia en Madrid

Los trabajos encomendados a SICE consisten en el suministro e instalación de la red de comunicaciones, alimentación eléctrica, soportes e infraestructuras necesarias, así como el montaje de la electrónica de red y de las cámaras. El proyecto incluye la colocación de seis cámaras en Gran Vía, tres en la calle de Princesa, dos en la plaza de España, dos en Callao y en Sol, cuatro en la calle del Arenal, tres en la plaza de Santo Domingo y cinco en la plaza Mayor.

El modelo seleccionado, “domo”, es fácilmente reconocible por su bola negra: puede moverse en todos los ángulos, permite la vigilancia tanto de día como de noche y dispone de un potente zoom que le permite centrarse en zonas concretas según la necesidad. El software de estos equipos oculta zonas “sensibles”, como ventanas de edificios de viviendas, impidiendo que puedan invadir la privacidad de las personas.  

Diez de estos 47 “ojos electrónicos” cuentan también con un novedoso software analítico que lanza alertas a la policía en caso de detectar determinados comportamientos “extraños”, como por ejemplo un grupo de personas corriendo, permitiendo una intervención más rápida por parte de la policía.

Las imágenes recogidas por las cámaras se distribuyen a través de una red de fibra óptica propia, que une de forma segura la propia videocámara a la sede de la Policía Municipal y al Cisevi (Centro Integral de Señales de Vídeo). El visionado de este material está restringido a un grupo específicamente autorizado de policías municipales, y se almacenan durante un plazo máximo de siete días, tras el que se produce un borrado automático siempre que no sean reclamadas por la policía ni un juez.

El proceso de instalación se inició en 2014 tras el visto bueno de la Delegación del Gobierno y la Comisión de Videovigilancia. Está previsto que el sistema comience a funcionar este mismo mes de marzo, una vez superada la inspección final de la Comisión de Videovigilancia.