Pasar al contenido principal

SISTEMA DE TELECONTROL DEL CICLO INTEGRAL DEL AGUA EN LAS ISLAS DE LANZAROTE Y LA GRACIOSA

Centro de Control

El sistema de telecontrol del ciclo integral del agua en la isla de Lanzarote y el islote de La Graciosa supone la monitorización de todos los procesos relacionados con este servicio en un área de 845 kilómetros cuadrados.

Ofrece cobertura a una población estable de 145.000 habitantes y también a los tres millones de turistas que visitan la isla durante todo el año. El gestor único del ciclo es responsable de los procesos de producción de agua potable en la isla (en su totalidad, a través de la desalación de agua de mar), pero también del sistema de distribución (redes, depósitos, estaciones de bombeo) y la reutilización para riego de las aguas tratadas en las estaciones depuradoras. La monitorización de las infraestructuras hidráulicas, a cargo de SICE, configura a Lanzarote como Smart Island en la gestión del ciclo integral del agua.

El proyecto incluye:

  • Proyecto de ejecución general (telecomunicaciones, obra civil, arquitectura, proyectos fotovoltaicos para los puntos aislados).
  • Ingeniería, construcción e instalación de los cuadros eléctricos y de control, basados en tecnología Siemens.
  • Reforma de los cuadros existentes.
  • Suministro e instalación de sondas de campo (caudalímetros, medidores de cloro, turbidez, conductividad, niveles, etcétera).
  • Arquitectura de control del sistema, programación SCADA para las funcionalidades de telemandos y telecontrol.
  • Implantación de redes de comunicaciones, pruebas, puesta en marcha, formación y soporte técnico durante dos años. Redundancia en el sistema de comunicaciones mediante fibra óptica, radio UHF, Wimax y GPRS.
  • Edificio para albergar el sistema de gestión y a los operadores en sistema de trabajo de 24 horas al día y habilitación de una parte del mismo como espacio divulgativo del agua.
  • Arquitectura de telecontrol con accesibilidad a todos los puntos y seguridad en las comunicaciones.

Entre los desafíos más relevantes de este proyecto destacan:

  • Innovación tecnológica: la implementación de sistemas de telecontrol de este tipo se ha extendido notablemente en los últimos años, lo que requiere de una actualización tecnológica permanente en el control de datos y la adopción de decisiones.
  • Control integral: supone la monitorización, mediante el sistema SCADA, de todas las infraestructuras de tratamiento, distribución y almacenamiento de agua en el territorio de Lanzarote y La Graciosa, así como el procesamiento y almacenamiento de la totalidad de los datos generados.
  • Gestión de red: SICE realiza el telecontrol de todas las instalaciones del ciclo de agua (4 desaladoras, 30 estaciones de bombeo de agua potable y 73 de residual, 4 depuradoras de aguas residuales, 4 tratamientos terciarios, 1.200 kilómetros de tuberías y 300 kilómetros de redes de saneamiento).
  • Fiabilidad: el conocimiento del estado de todas las instalaciones en tiempo real permite al operador la toma de decisiones sobre el funcionamiento de la red, así como operar a distancia sobre las instalaciones en caso de incidencia.
  • Integración: los procesos de telecontrol suponen un avance en la integración de conocimiento, al aglutinar la necesidad de diseño y ejecución en materias tales como la ingeniería, la informática, la electrónica y las telecomunicaciones.
  • Estaciones de campo: estaciones remotas que recogen datos y garantizan el buen funcionamiento de dicha localización, al objeto de que dichos datos permitan un exhaustivo conocimiento del comportamiento de las instalaciones.
  • Divulgación y sensibilización: a través de un espacio reservado en el Centro de Control, en el cual, a través de elementos técnicos de última generación se muestra el telecontrol del Ciclo Integral del Agua de la isla.
  • Utilización de energías renovables: en 24 posiciones del sistema sin conexión a la red eléctrica se instalaron sistemas de generación eléctrica solar fotovoltaica.