Pasar al contenido principal

12 de mayo de 2017, Madrid, España |

Señalización inteligente en cruces peligrosos para ayudar a reducir la siniestralidad

El nuevo Sistema Automático de Advertencia de Peligro en Intersecciones ya se ha instalado en cinco provincias españolas con buenos resultados.

Señal

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha puesto en funcionamiento un innovador Sistema Automático de Advertencia de Peligro en Intersecciones consideradas particularmente conflictivas, con el objetivo de reducir la siniestralidad, optimizar el consumo energético y aumentar la seguridad en dichos cruces.

Este novedoso sistema, diseñado por la empresa española Sociedad Ibérica de Construcciones Eléctricas (SICE), perteneciente al Grupo ACS, permite avisar en tiempo real a los conductores que circulan por una vía principal de la presencia de otros vehículos en una intersección, dándoles tiempo suficiente para adaptar su velocidad a las condiciones de la vía, circular con mayor precaución y en definitiva permanecer alerta ante las posibles maniobras de otros vehículos. Altamente configurable, el sistema es capaz de adaptarse a las necesidades específicas de cada caso así como conectarse con tecnologías C-ITS (sistemas de movilidad cooperativa).

Este pionero “cruce inteligente” está ya funcionando con éxito en cinco localizaciones especialmente seleccionadas por su peligrosidad y por su elevada intensidad circulatoria. Estos cruces, situados en Madrid, Navarra, León, A Coruña y Asturias, coinciden en tener características similares que los hacen especialmente sensibles por sus condiciones de visibilidad: localizados en curvas y cambios de rasante, propensos a sufrir malas condiciones climatológicas (lluvia, niebla,…),  etc. 

Basado en un algoritmo “inteligente” capaz de detectar la presencia de vehículos en distintos puntos de la intersección, el sistema enciende una señal luminosa alimentada con energía solar que advierte a los conductores de la vía principal (con preferencia) de la presencia de vehículos en los accesos secundarios. Con el texto añadido “vehículo en cruce” que aparece en la señal, el sistema alienta al conductor a extremar la precaución y con ello evitar posibles colisiones o accidentes.

Cuando un vehículo se aproxima al cruce en cuestión, los sensores instalados bajo el pavimento envían la información a una ERU (Estación Remota Universal, el “ordenador industrial” instalado en el propio cruce que de forma autónoma controla todo el sistema) que se encarga de encender la señal luminosa. Gracias a ella, el conductor puede anticiparse al posible peligro inminente y actuar en consecuencia.

En el caso concreto del cruce de Sesmonde (A Coruña), el sistema ha incorporado, además de las señales, una nueva forma de comunicación de la advertencia directamente a los vehículos a través de tecnología I2V (intercambio de información entre infraestructura y vehículo). Así, si el vehículo que circula por la vía principal dispone de esta tecnología (on board unit), recibirá una señal acústica advirtiéndole de la presencia de otros vehículos en las vías secundarias. Esta mejora aumenta exponencialmente la eficiencia y eficacia del sistema, así como la seguridad de la vía.

La información y las alertas recabadas por el sistema de señalización inteligente se reciben en tiempo real en el Centro de Gestión de Tráfico correspondiente, lo que permite un seguimiento remoto y centralizado del buen funcionamiento del sistema, así como el almacenamiento de registros históricos e indicadores de servicio (KPI).

Además de los beneficios en materia de seguridad vial que ofrece el Sistema Automático de Advertencia de Peligro en Intersecciones instalado para la DGT, la principal ventaja que ofrece es, según la empresa SICE, responsable de su desarrollo, que se trata de una solución costo-efectiva (sin añadir grandes costes derivados de obra civil). En definitiva, “un esfuerzo relativamente bajo con un gran impacto positivo en la seguridad de la vía”.

Según datos de la DGT, en 2015 (último año con datos consolidados) fallecieron 862 personas como consecuencia de accidentes en vías interurbanas. A esta cifra debemos sumar los más de 3.300 heridos graves en carreteras secundarias, cuya peligrosidad es mayor (intersecciones al mismo nivel, más tramos montañosos, calzada única para ambos sentidos de circulación, etc.).

Este nuevo sistema, a la vanguardia de la tecnología, se une a una gran lista de proyectos desarrollados por SICE en el ámbito de la seguridad vial, tales como el sistema SAFECROSS (un paso de peatones inteligente para personas con movilidad reducida), ADILUX (un sistema que consigue aunar la mayor eficiencia en el consumo energético con una mayor seguridad vial en zonas interurbanas) o el SADA (Sistema Automática de Detección de Alcances), instalado en puertos de montaña para evitar posibles colisiones entre vehículos a distinta velocidad.

Intersección SesmondeIntersección Asturias